2011

 

ANTIGUA Y REAL COFRADÍA DE MARIA SANTÍSIMA

NTRA. SRA. DE LA ESTRELLA

PATRONA DE NAVAS DE SAN JUAN (JAÉN).

año 2011

DIEGO GONZÁLEZ CARRASCO

PRESENTACIÓN

 

En la vencida tarde del30 de abril comienzan los actos oficiales de nuestra Romería

con el tradicional y siempre esperado Pregón. Es el momento solemne en que una

voz individual se alza sobre nosotros y nos hace recorrer, una vez más, los queridos y

nunca suficientemente transitados caminos del alma ...

Este año, la persona elegida por laJunta de Gobierno para realizar tan noble que-

hacer es nuestro paisano D. Diego González Carrasca. Y entiendo yo, junto a una

gran mayoría de naveros, que ha sido ésta una más que justa y acertada elección, por la que tenemos que felicitarnos e, igualmente, felicitar a los responsables de la Cofradía.

Es Diego un hombre de criterio, afable y correcto, tranquilo de carácter, de aspecto

serio y formas educadas. Y es, por encima de todo, un hombre esencialmente bueno.

Nacido en el seno de una familia sencilla y trabajadora, integrada por sus padres,

Benjamín y Cecilia, sus hermanas, Cesárea y Josefa, y la limpia y generosa figura de su

tía Teresa, tan querida por todos ellos, es allí, en ese núcleo familiar de hondas raíces

cristianas, donde recibe los valores que le han acompañado durante toda su vida. Valores

que no sólo se consiguen porque te los inculcan sino, como todos sabemos muy bien,

porque te impregnas de ellos al convivir con personas que los practican con naturali-

dad. Me estoy refiriendo a la fe, al sentimiento religioso; a la honradez; al respeto a la

dignidad de las personas; a la responsabilidad; al valor del esfuerzo y de la obra bien

hecha; a la defensa firme y razonada de aquello en lo que se cree, con educación, sin

alharacas, pero sin ceder un ápice ante la presión o la sinrazón de nadie.

Tras completar los estudios de Magisterio, en el curso 1980-81 comienza a trabajar

en el Colegio Mulhacén, de Granada, donde sigue ejerciendo su profesión de forma

ininterrumpida. Allí es querido y respetado por sus alumnos, por sus compañeros y

por toda la comunidad educativa.

A caballo entre el medio rural y el urbano, entre estos hermosos campos de Navas,

cubiertos por inacabables olivares, yel aire refinado y culto que desprende por todos

sus poros la bellísima ciudad de Granada, nuestro Pregonero se empapa de los paisajes,

de las personas, de las vivencias, de los aromas ... y los transforma en sensaciones, en

sentimientos y en arte, pues otra de las facetas que lo caracterizan es el conocimiento

yel amor por las Artes, algunas de las cuales practica con más que sobrada suficiencia

-siempre me emociona la majestuosidad y la perfección del retrato de la Virgen de la

Estrella, óleo de grandes dimensiones realizado por él y que cuelga en la sala de estar

de su casa, aquí en el pueblo-o

No quiero terminar estas breves pinceladas sobre la personalidad de Diego Gon-

zález sin referirme a su trato para con las personas más cercanas a él: su familia. En el

reciente y gracias a Dios ya superado episodio de la enfermedad de su hermana]osefa,

lo he visto llorar como un niño, preocuparse e intervenir ante las instancias médicas

como un hombre, y atender y cuidar a su hermana como un padre, como un ángel.

Así es Diego, con el corazón y los pies firmemente asentados sobre la madre tierra y

con la voluntad y el espíritu en un decidido y esperanzado vuelo hacia un rutilante

cielo protector.

Juan Olivares González

 

 

 

P R E G Ó N

 

Pregón de la Romería de la

Virgen de la Estrella

Patrona de

Navas de San Juan

 

 

 

 

"El sentimiento romero se lleva impregnado en la piel. A los romeros se les ve, se

les oye, se les siente ... Hombres, mujeres,jóvenes, ancianos, niños ...

 

Generaciones que tienen una forma especial, distinta, de querer a la Virgen desde

los primeros días de su vida. Y una forma también distinta de vivir la romería.

La romería que es una explosión de luz, de color, se me dibuja en la memoria en

blanco y negro, que es el color de los sueños ... También tengo en blanco y negro mis

primeros recuerdos detenidos en una foto en un llano limpio, alfombrado de hierba,

con algún que otro animal y algún que otro coche y de la mano de mi tío Pedro. Esa

es mi primera fotografía en la romería; por obra y arte de algún fotógrafo, que deam-

bularía por el llano para ganarse el pan y la sal.

 

Andaría yo por los cuatro o cinco años, esa edad en la que aún no hemos aprendido

a esperar, aunque más tarde, nos enseñan que la vida consiste en esperar siempre, con

ansiedad ,los momentos importantes.

Así, desde tiempo inmemorial, los naveros esperamos esta noche como preludio

de mañana, del Primer día de Mayo.

Y hoy como ayer todo sigue sucediendo igual.

Así, Navas espera con ansiedad el día grande de nuestro calendario mariano.

Mañana es el Primer día de mayo, y hablar de Mayo es hablar de la Virgen.

Mañana culminan los anhelos de todo un año; luego las fiestas concluirán, porque

son efímeras como todo lo que organizamos los hombres ,y, vendrán otros, como los

que nos precedieron como los que nos enseñaron. Y en cada uno de nosotros volverá

a escribirse la tradición.

Desde aquí un recuerdo de profundo cariño y gratitud hacia mis padres,

que nos inculcaron a mis hermanas y a mí el amor que profesamos a la Virgen de la Estrella,

y, como no, a mi tía Teresa que ha sido un referente importante en nuestra educación

cristiana, y que ahora todos estánjunto a la Estrella, porque vivieron y murieron en el

amor a la santísima Virgen de la Estrella y a su Hijo.

Rvdo. señor cura Párroco. Hermano Mayor y demás miembros de la junta de gobierno

de la Antigua y Real Cofradía de María Santísima de la Estrella.

Cofrades.

Autoridades.

 

Amigos todos.

Para un navero estar aquí, ya a finales de abril, es llegar con un estado de ánimo

propenso a la emoción contenida; pero, además pregonar la Romería, a la par que una

gran alegría, implica una responsabilidad de la que sólo se puede salir airoso contando

de antemano con vuestra benevolencia. Sin embargo ,sigue latente el sentimiento de

miedo, el mismo que me embargó al saberme pregonero de la Romería de 2011 por

boca de nuestro Hermano Mayor.

Gracias Pedro.

 

Miedo, decía, al contemplar mis propias limitaciones ,la grandeza de esta noche

y esta fiesta ,que siempre quedarán por encima de mis palabras.

 

No es fácil hablar de lo que todos sabéis y sabéis decir bien ,porque sale del corazón.

 

Del corazón han salido también estas palabras mías que ,aunque, a veces atro-

pelladas por la emoción, han sido escritas con todo el amor a mi patrona que he sido

capaz de poner.

 

Quiero agradecer los halagos que mi amigo Juan me ha prodigado, justificados

sólo por el cariño que siente hacia nosotros, hacia mi familia, y que por una vez han

traicionado su proverbial ecuanimidad. Gracias.

 

*** *** ***

Navas huele a Mayo y a Romería.

¿Quién de vosotros no ha sentido el primer estremecimiento de emoción ante el

toque de Angelus esta mañana, verdadero pregón de la Romería?

 

Decir Mayo es decir María aquí en Navas y habiendo cerrado las puertas de la

cuaresma se asoma ya a la cancela la primavera.

 

Y el mes de mayo nos llama a lo de siempre, a lo mismo, a la costumbre. En poco

más de tres horas el tiempo comienza a descontarse;justo cuando se echa esta noche,

la noche más larga, la noche más corta, la que parte el año en dos, la que nuestro pueblo

espera, con la ilusión del niño en la Noche de Reyes ... ,y todo para saludar a María, para

agasajar a Aquella que logra que "sobre los montes nazca en vez de sol una Estrella".

 

¡Es la noche de los Mayos!

 

En el cénit de la primavera y en los umbrales del mes de mayo, el mes florido y

navero por antonomasia, nos congregamos para pregonar a los cuatro vientos el amor

a la Virgen y el esplendor de su romería.

Ya la. medianoche nos llega el momento en que la alegría nace, una alegría

clara y limpia que revienta en emociones de siglos, que se extiende en el tiempo ,que

enlaza sabiamente los ecos de los mayos de esta noche con la intensidad y el fervor de

los de la Ermita mañana, ante la imagen sublime de la Virgen de la Estrella, luciendo

con todo su esplendor.

Manantial de los consuelos,

plenitud de los anhelos,

Luz que toda luz encierra,

embeleso de los cielos,

alegría de la tierra ...

... ... ...

Corazón que ante tu planta

No adore grandeza tanta

¡Muerto o podrido ha de estar!

Garganta que no te canta

muda debiera quedar.

 

Si José María Gabriel y Galán, autor de estos versos ,se hubiera inspirado en la

devoción que Navas tiene a su patrona, no le habrían salido mejor. Pero ...

¡Cómo decir que en Navas no hay garganta que no le canta!

Cómo explicar que los Mayos no se aprenden. Nacemos con ellos. Son las nanas

que nos acunan .Son las plegarias de nuestros primeros balbuceos, los que las madres

nos cantan con maternal sentimiento. Las notas que se desgranan como acordes de

una caja de música,los sones que convierten nuestro camino en romería. La alegría en

los derroteros de nuestra devoción.

Los Mayos ... iQué tratado de teología encierran esos versos! Tan sencillos pero a

la vez tan medidos tan justos ,tan certeros en cada momento de la romería.

 

Del trigo sale la harina

y de la harina la flor ...

Es la Virgen de la Estrella

La que más altares tiene ...

Tu pueblo mucho te quiere

Tu pueblo mucho te adora ...

por citar algunos ...

 

Y otros ... , hasta con un reproche cariñoso para que en el arrebato de amor hacia

la Madre no perdamos el norte ...

 

Le habéis cantado a la Madre

Yal Niño os lo dejáis ...

 

Pero nosotros lo hemos aprendido bien y sabemos que Dios nos llama a través de

su Madre.

 

El mismo San Juan Crisóstomo explica que Dios llamó a los Magos por medio de

lo que a ellos les era más conocido y cotidiano y les muestra una estrella. Una estrella

hermosa ,maravillosa, brillante para que les impresionara por su misma grandeza y

hermosura. Así mismo, a nosotros nos sigue llamando por medio de lo que nos es

más familiar, un estrella excelsa y luminosa: María.

 

i Y qué bien sabe este tranquilo pueblo responder a esta llamada y perder la calma

ante tanta grandeza!

 

Es la Madre de Dios la que nos llama, y nos muestra en su mano la imagen de la

humanidad de Dios bajado a la tierra: Cristo; el fundamento de nuestra fe y la razón

de nuestra esperanza.

 

Cristo como un niño risueño, que luego veremos triunfante en el domingo de

Pascua de Resurrección dando sentido a nuestro credo.

 

Y María ,como es madre, siempre junto a Él en actitud silenciosa precisa y preciosa

y casi siempre misteriosa y real; como misteriosa y real es la unión del hombre con Dios.

 

Todo encuentro con la Estrella, con María, no puede terminar sino en un abando-

narse en su regazo, pues el pueblo llano y sencillo nunca ha necesitado de explicaciones

complicadas.

 

Y las gentes de este pueblo han sabido buscar a María y encontrarla ,y se ha mate-

rializado en todas las estancias de nuestro discurrir diario y en cada instante de nuestras

vidas, y en nuestras casas y en forma de humilde retablo cerámica en nuestros patios ...

 

¿Hay alguno que no recuerde aquellas estampas, ya gastadas por el tiempo, deli-

ciosamente envejecidas, bajo el cristal de la mesita de noche?

 

Y sobre todo, está presente en lo más profundo del alma de las gentes de este

pueblo que se reúnen en primavera para honrarla bajo un nombre rotundo, esplén-

dido, ESTRELLA.

 

El hombre Virgen te llama,

y los arcángeles, bella,

y el mar te llama su Estrella,

con el huracán que brama.

Yel Espíritu, su Esposa,

y le Hijo te dice Madre,

y, ciego de amor, el Padre,

Hija te llama y hermosa.

iPerdóni Yo no encontraría

en la ignorancia del hombre

ni más plegaria, ni un nombre

que presentarte i Oh María!

Cantaba José Zorrilla.

*** *** ***

 

Y mañana, con las primeras luces del alba, la música y los cohetes despiertan

a un pueblo que se va de romería. Todo nos lleva a la cita que tenemos en el Santuario

¡Es la mañana grande de mi pueblo!

Nos vamos a la Estrella; nos vamos a la FIESTA con mayúscula.

Apremia el tiempo. Hay que llegar al Santuario antes de las doce.

iQué rece el corazón con un suspiro!

 

Ahora con el paso de los años comprendo mucho mejor aquellas frases tranquiliza-

doras que se oían en mi casa cuando, a los más jóvenes, ávidos de fiesta y contrariados

pues el tiempo no acompañaba, nos invadía la desilusión y el desánimo.

 

Oíamos, repito, siempre en mi casa.IBueno, nos da igual! ¡Vamos a la Fiesta y

nos venimos!

 

¡Cómo se entiende ahora, en la distancia y con los años, con qué sentido vivían

ellos la romería!

 

La Fiesta, como nos gusta llamar en este pueblo a la Eucaristía del día primero

de mayo.

 

La Eucaristía que va llenando el corazón de los romeros, entre el bullicio exterior

yel recogimiento interior, como un inagotable manantial de fervor para que podamos

oír año tras año las alabanzas y los elogios a la Madre de Dios y Madre nuestra, que

nunca cansan, pues ... ¿Quién puede cansarse de oír piropear a su Madre?

 

Y la Gloria, transformada en comunión, que nos inunda a raudales para que los

romeros hablemos a Dios-Eucaristía teniendo a su Madre como interlocutora.Y sa-

biéndonos uno más de la multitud, también somos conscientes de que por Ella somos

únicos en ese momento porque nos habla a cada uno en particular.

 

... y de todos los lugares

vendrán gentes a la Ermita;

que hay una Virgen bonita

haciendo honor a su nombre

y con su mirada invita

a que sea buen romero

quién de navero presume.

En palabras de Diego Navarro Mota

 

Todo en la fiesta nos va llevando hasta el momento en que los solemnes toques de

bombo se convierten en llamada de atención para Los Mayos .La mejor explosión de

fervor que conoce este pueblo. Nunca a lo largo de toda la romería habrá un momento

igual a este, y nunca sonarán unos mayos como suenan estos.

 

i Qué difícil y qué fácil a la vez es cantar el día uno en la Estrella ,en la Ermita!

 

Aquí si que" se humedecen las mejillas y se alegra el corazón"

 

Y cuando la ermita sea un clamor, la Iglesia entera celebrará que en la Plaza de

San Pedro del Vaticano, Su Santidad BenedictoXVI beatificará al PapaJuan Pablo II

-papa mariano por antonomasia-

 

iQué coincidencia que este año el día de la Virgen de la Estrella sea también el

domingo de La Divina Misericordia, fiesta instituída por Juan Pablo II!

 

Nosotros, desde aquí también estaremos como un solo corazón y un sola alma

en esa plaza y podremos exclamar, mejor que nunca aquella jaculatoria que la Iglesia

Católica recita desde hace cientos de años:

 

OMNES CUM PETRO AD IESUM PER MARIAM.

Todos con Pedro a Jesús por María.

 

Pero nosotros sigamos aquí, en Navas, en la ermita ...

Después de los momentos de emoción intensa, ya a la salida, vendrá el encuentro, los

saludos a los amigos y conocidos y la alegría desbordante que se respira en el ambiente.

 

 

Y la compra inexcusable de los estadales ... ; las docenas de madroños al cuello

que entonan a la perfección con el colorido de la fiesta de estos días y después, serán

auténtico signo de identidad allá donde los llevemos.

 

O el velado orgullo de poseer una auténtica obra de arte sobre el pecho ,mezclando

sedas de mil colores ,trabajo y un amor infinito.

 

Y se irán produciendo las distinta estampas de la romería, siempre antiguas, siempre

nuevas ,siempre distintas ,siempre iguales.

 

Con el transcurrir de la tarde vendrá el sereno y lento murmullo del Rosario-bella

oración mari ana- y la letanía lauretana cadenciosa y elegante ,como toda la liturgia

católica, a veces interrumpida por las constantes visitas de los devotos al Santuario,

que quedan inmersos en esa atmósfera intensa y envolvente con resonancias antiguas.

 

Todo ello como compás de espera para la procesión al atardecer.

 

Esos atardeceres del mes de mayo que son el palio perfecto para el trono de la

Virgen cuando sale en procesión. Cuando sale a devolvemos la visita, a mirar al pueblo

que se ha congregado a su alrededor.

 

Y el cielo, con el discurrir de las horas, dejará de ser celeste, luminoso, para hacerse

rojizo y se resiste a oscurecer mientras que la sagrada imagen esté en el llano recogiendo

la plegaria, la lágrima, el piropo ,el aplauso ,la sonrisa, el anhelo, la promesa ...

 

¡Tardes de paseo, María, recorriendo con tu Hijo tus dominios!

 

Porque tu presencia siempre atrae, porque la tarde no es

igual sin tu figura ...

 

Porque tu pueblo nunca quiere que regreses cuando sales.

 

Y así hasta volver al santuario con los últimos rayos de la tarde.

 

Mientras tanto, el tiempo transcurre en un abrir y cerrar de ojos entre el fervor,

la pasión ,el alboroto, la alegría ... Todo sucede a un ritmo trepidante y con los últimos

suspiros del día dos, junto a ese aroma a hierba fresca y a trigal, junto a las últimas

flores del llano ... , se acaba la romería.

 

Han sido dos días intensos.

 

¡Dios mío, qué cortos son los dos días de romería!

 

Pero nuestra romería no finaliza como todas. Nosotros regresamos con el corazón

desbordante porque al día siguiente viene nuestra Madre. Pero no es sólo que la Virgen

venga a su pueblo ... es que trae a todo un pueblo detrás y como una nueva Visitación

permanecerá con nosotros un tiempo.

 

"Y María se quedó con Isabel unos tres meses y después volvió a su casa"

Lucas, cap. 1 , 39-56

El pueblo entero como la criatura que Isabel tenía en su seno, también salta de

gozo al saberlajunto a nosotros.

 

Y todo despierta expectación a su paso.

 

Se han preparado los olivos con su verde más plateado, y los almendros en flor, y

las margaritas de los caminos, y las amapolas de los trigales, y la fuente del Rosal ,y el

espino en flor, y el tomillo y el romero para ver pasar a la Virgen y subir la cuesta del

rosal ,con una prisa que no tiene, para echar la mirada al santuario, desde esa frontera

imaginaria entre la Estrella y el pueblo, llenando el aire de aromas y campanillas.

 

También se han preparado las piedras de Cuesta Blanca y hasta los lirios que hay

detrás de la horma alargan sus tallos para verla pasar.

 

Incluso la Cruz de piedra parece más grande en su espera, y, también las cigüeñas

de la torre que se han quedado a vivir porque no quieren que nadie les cuente como

viene cada año.

Las flores de los balcones de la calle de la Cruz también aguardan prisioneras su

llegada.

 

Ya se escucha a media tarde

por los aires

un repique de amor y campanillas.

Que nos canta que La Madre

está llegando,

como nave que se acerca

a tierra firme

y a Las puertas de su pueblo

está arribando.

Templo santo convertido

en relicario

de pacientes cabezas

otoñales,

esperando en oración que

hagas tu entrada.

Y cantarte cual si fueran

Las campanas,

que porfían por salir

del campanario,

los últimos mayos de

sus tardes.

y los Mayos ... siempre los Mayos.

Y el pueblo que goza y llora en cada esquina, porque ha esperado un año entero,

para que Su luz invada nuestras casas y pasee por nuestro pueblo como un navío

sobre un mar de cabezas con rumores de oraciones, rosarios a media voz, plegarias

cantadas y peticiones Íntimas.

 

Y la calle del Agua -mi calle- con sus mejores galas esperando el pasar cadencioso

y triunfante de Nuestra Patrona.

 

Aguardamos entre las rejas de nuestros balcones para envolverte con la suave lluvia

de pétalos y oraciones. ¡Cómo huele mi casa en esa tarde! ¡Qué recuerdos!

 

Los balcones de arriba, abiertos para recibirte ... ,y las manos temblorosas de

mi madre con la bandeja de pétalos fragantes en el balcón de abajo ¡Cuántas flores

para una Estrella!

 

Y la vemos pasar como un escalofrío que recorre el alma ,y nos falta espacio en

el tiempo para decirle lo que pensamos y pensar más cosas para decirle.

**** **** ****

 

Ha sido Madre, Tú lo sabes, un año de pétalos y espinas, suavizadas estas últimas

con el bálsamo de Tu mirada y perfumadas con el halo que desprende tu gloria, que

nos inunda a raudales.

 

Y volverás a ser la dueña de las calles y volverás a encontrarte con los ojos de los

que te rezan sólo mirándote, y veremos en Tu cara la sonrisa por estar con tus hijos y

en tu pueblo.

**** **** ****

 

Las puertas están abiertas de par en par y el templo agranda su arco para cobijar

a la que acunó a Aquel que no cabe en el Universo. ¡Cómo suenan las campanas

de la Iglesia cuando entras envuelta en estallido de palmas! Y la música, y los Mayos

... ,siempre los Mayos, y la fragancia de las flores, y la brisa de la noche de primavera.

 

Todo acaba dejando una estela como un perfume que se derrama ... ila Virgen ya

está en el templo!

 

Pero ser romero es un forma de vivir y de sentir .así empecé mi pregón ... pero,

para un romero, Romería también es:

-Las visitas a la Virgen en las mañanas claras de verano.

-La vela que se prende para pedir o agradecer no se qué favor.

-Las flores frescas que se depositan a sus plantas.

-La lágrima que se desliza por la mejilla al contemplarla.

-La jaculatoria que sale del alma en los momentos de angustia.

-El rosario callado con la mirada puesta en la Estrella.

-El suspiro que se escapa del pecho ante su imagen.

-La mirada de petición a su estampa en la cabecera del enfermo.

-La salve musitada en la penumbra.

-Las visitas al santuario en una tarde de invierno ...

 

En definitiva, un constante ir y venir a María como Madre, Abogada y Medianera.

 

Una perseverancia en nuestra devoción, siempre reverdecida cómo los olivos

centenarios de nuestra tierra.

 

Y llega mi pregón a su fin ,y el silencio volverá de nuevo a la nave de esta iglesia,

pero antes quiero hacer una última plegaria en nombre de todos los hijos de María

Santísima de la Estrella.

**** **** ****

Te pedimos Señora

de la Estrella,

que concedas a los hijos

de este pueblo

que te tienen como Madre

y protectora.

Gozar de las eternas

Romerías

que en el cielo les tienes

preparadas.

y poder contemplar

con embeleso,

cuando estén rendidos

a tus plantas

Tu hermosura sin par,

Tu gloria tanta

que la mente humana

nunca alcanza

a pintar con justicia

y semblanza.

 

He dicho.