1996

 

ANTIGUA Y REAL COFRADÍA DE MARIA SANTÍSIMA

NTRA. SRA. DE LA ESTRELLA

PATRONA DE NAVAS DE SAN JUAN (JAÉN).

 

 

 

 

JUAN MENGÍBAR SEVILLA

PREGONERO DE LA VIRGEN 1996

POR MANUEL MARTELL LÓPEZ

 

Juan Mengíbar Sevilla será el PREGONERO de la ROMERÍA DE LA

ESTRELLA en 1996. A mi entender el título más destacado y honroso que

le hace merecer esta distinción es el de COFRADE de la "ESTRELLA",

desde su juventud. Nacido en TorreperogiL bajo el amparo de la misma

Madre, que allí lleva el nombre de "MISERICORDIA", cuando aún no tiene

cumplidos los veinte años, es destinado a Navas como interino en el

Cuerpo de Correos y Telecomunicación.

 

Allí descubre, al llegar, el "rostro de la Madre" y ve como la Misericordia

inicial de su nacimiento, siendo la misma, se convierte en Estrella radiante

que, desde entonces, va a iluminar generosa, todos los pasos de su vida.

Ante sus plantas se postra, nada más llegar al pueblo, y encomienda a su

amparo todo el caminar de su andadura ... "Reina y Madre de

Misericordia ... sr "Estrella matutina ... ", se hacen salve y letanía perennes

en el ir y venir de Juan por las sendas de su existencia. La Señora atiende

sus ruegos y le depara a la que iba a ser el amor de su vida, la madre de

sus dos hijos, Maruja Carrasco. navera de pura entraña y mujer de bien

donde las haya. Ya es Juan navero consorte, además de navero por

devoción.

 

Como funcionario de carrera del Cuerpo de Correos, permanece en

distintos puntos de la geografía española, durante períodos de tiempo

más o menos duraderos: Barcelona, Morón de la Frontera, Utrera. El

Coronil. Los Palacios, Montellano, Pilas, Puebla de Cazalla, Linares ... y

sus ascensos continuados en el funcionariado van dando fe de su honradez

y buen hacer en los trabajos que se le encomiendan. Su condición de

funcionario del Cuerpo Ejecutivo de Correos, desde 1989, hace que en

1995 pueda ser designado Jefe Provisional de la Oficina Técnica de Navas

de San Juan, volviendo nuevamente al pueblo de sus inquietudes juveniles y

de sus amores entrañables ... Sus hijos Juan Felipe y Mari Nieves

coronan ya con éxito sus estudios universitarios y su esposa, Maruja, se

introduce nuevamente en los atardeceres naveros. cabe las plantas mismas

de la Señora, sumergida en los perfumes de celindas, geranios, pitiminíes,

claveles y rosas de té, que cuelgan, luciendo su lozanía, de los balcones

y ventanas de la villa, siempre blanca y acogedora ...

Juan Mengíbar, que hereda de su padre inquietudes estéticas y vivencias

literarias, ha ido desgranando su vida entre efluvios poéticos de pura

esencia lírica. Arranca de su lira el poema oportuno en el momento

adecuado. Canta a su hijo ... a su esposa ... a su tierra ... a su Virgen ... a su

hija también y a su familia. Su inspiración no tiene fronteras. Su acendrado

cristianismo, arraigado en la vivencia de su fe, no tiene límites, obstáculos

ni ataduras.

 

Su oratoria ha tomado ya carta de ciudadanía en los ámbitos culturales

de la provincia toda del Santo Reino y sus pregones, penitenciales y

festivos, han dejado caer la cadencia de su prosa robusta en los auditorios

de Estación Linares-Baeza. Villacarrillo y Torreperogil, a la vez que ha sido

organizador de Conferencias ... Jornadas ... Estudios en que no sólo ha

destacado su estética, sino también su doctrina y su erudición. Ahí están

en su haber su participación en el 11 CONGRESO DE ESTUDIOS MARIANOS,

celebrado en Úbeda, donde hace un documentado estudio, preciso y

precioso, de la "Historia y Devoción de Nuestra Señora de la Estrella de

Navas de San Juan", su gestión eficaz para conseguir, en 1985, el primer

matasellos dedicado a la Señora de la Estrella, su conferencia sobre el

mismo tema pronunciada en el Centro Cultural "Padre Poveda" de Línares.

su intervención en el I Encuentro de Estudios Históricos de Segura de la

Sierra y últimamente su destacada labor en la celebración del IV

CENTENARIO DE LA MUERTE DE SAN JUAN DE LA CRUZ, en cuya

Subcomisión de Espiritualidad figura como miembro destacado y

eficacisimo actuando en diversos puntos de la Diócesis giennense en

charlas, conferencias, actos poéticos, etc. entre los que resaltó su

magnífico poema "POR LOS CAMINOS DEL CONDADO", compuesto para

el acto sanjuanista de Castellar.

 

A los continuados y valiosos méritos que acabo de enumerar, faltaba

en Juan Mengíbar, uno que habría de constituir una de las más sentidas

emociones para su espíritu y una de las glorias llterarías más estimadas

para su vida: el ser PREGONERO DE LAS FIESTAS Y ROMERIA DE NUESTRA

SEÑORA DE LA ESTRELLA, Patrona de Navas de San Juan. Este año de

gracia de 1996, por el acierto y generosidad del Sr. Cura Párroco y de la

Junta Directiva de la centenaria e ilustre Cofradía, se le brinda la ocasión

de ver cumplidos sus deseos de tantos años há.

El Pregón de Juan Mengíbar -y no lo digo alentado por los vínculos de

parentesco que me unen con él- ha de marcar un hito en la corona

gloriosa de los ya numerosos Pregones a honra y honor de Santa María de

la Estrella. El momento histórico de su pronunciación en el brillante acto

que será presentado por su hijo JUAN FELIPE MENGÍBAR CARRASCO,

dejará huella indeleble en los anales de este noble pueblo y en los amores

inmarcesibles de sus hijos hacia la Madre adorada de todos los nave ros,

su Virgen de la Estrella.

 

Loado sea Dios que nos va a permitir vivir intensamente tan singular

efeméride.

 

Tu gozo se cumplió. Ya llegó el día

de rendirle tu afán a la Señora

y ofrecerle, por siempre y desde ahora

el Pregón de tu eterna romería.

Ya eres, Juan, el heraldo de María,

el cantor de su Estrella y de su aurora,

el juglar que la ensalza y la enamora

en el limpio cendal de tu poesía.

El trigo de tu era, ya lozano,

se hace harina de amor en tu molino,

a impulsos de su voz y de su mano

y tú, de sus encantos peregrino,

te acercas a su ermita por el llano

y ... ¡le das el bordón de tu camino!

Granada y Navas de San Juan, 30 de Abril de 1996.

 

MANUEL MARTELL LÓPEZ

Consejero del Instituto de

Estudios GIennenses.

 

PREGÓN

(Leer)